Abba Pastor



"Los hombres hablan a la perfección, pero son muy poco consecuentes al obrar".


Padres del Desierto

Ira




Vigilemos con todo cuidado por nosotros mismos. Cuando el puerto está lleno de naves, fácilmente pueden entrechocarse, especialmente si secretamente están roídas por el gusano de la ira.



Padres del Desierto

Humildad




Dijo abba Sarmatas: "Prefiero el hombre pecador, que sabe que ha pecado y hace penitencia, al hombre que no pecó y se tiene a sí mismo por justo.



Padres del Desierto

La gula



Viniendo a hablar del vientre, debemos filosofar más que nunca contra nosotros mismos; porque estaría muy extrañado que hubiera un hombre totalmente libre de esta pasión, a menos que ya habite en la sepultura.


Padres del Desierto

Dominio de la voluntad




Decían acerca de abba Sarmatas que, siguiendo el consejo de abba Pastor, se retiraba muchas veces durante cuarenta días a la soledad, y cumplía esos días como si nada fuese. Abba Pastor lo visitó y le preguntó: "Dime, ¿qué cosas ves para sostener semajnte esfuerzo?". Él le contestó: "Nada de especial". Le dijo entonces abba Pastor: "No te dejaré hasta que me lo digas". Él respondió: "Una sola cosa he encontrado: si le digo al sueño, vete, se va; si le digo: ven, viene".




Padres del Desierto

Compunción incesante




Cuando nuestra alma deje este mundo, amigos míos, no seremos acusados de no haber hecho milagros, de no haber sido teólogos, o de no haber llegado a la contemplación; pero tendremos ciertamente que dar cuenta a Dios de no haber estado en una compunción incesante.


Padres del Desierto

Renuncia de la voluntad



Un hermano preguntó a abba Matoes: "¿Qué haré si viene un hermano a mí y es día de ayuno o hacia el atardecer?": "Si no te afliges y comes con el hermano, haces bien. Pero si no esperas a nadie, y sin embargo comes, es tu voluntad propia.



Padres del Desierto